DIAS
HRS
MIN
SEG

VCF - VIL

vs

Valencia CF vs Villarreal

23 Dic / 16:15 Jornada 17

Actualidad del Valencia C.F.
05 Diciembre de 2017

El Valencia CF era el destino de Rodrigo desde 2004, aunque su primera parada fue Vigo

Hizo una prueba junto a Thiago Alcántara, pero que su padre iniciara un proyecto de escuelas de fútbol en Vigo resultó determinante para recalar en la cantera del RC Celta

En 2004 Rodrigo Moreno se puso por primera vez la camiseta del Valencia CF, cuando acudió junto a su primo Thiago a la Ciutat Esportiva a realizar una prueba. Solo tenía 13 años y estaba jugando en el Ureca (Nigrán) -actualmente conocido como Val Miñor- pero en mente ya tenía el sueño de ser futbolista y vino a hacer una prueba.

También probó en esas fechas con el FC Barcelona y el RCD Espanyol, pero acabó encantado del equipo valencianista, es más, no dudó en fotografiarse con alguno de los futbolistas de la primera plantilla, como David Albelda. Su destino estaba claro, pero en el último momento, su padre Adalberto Machado (elegante lateral del Flamengo en los años 80) y Mazinho decidieron emprender un proyecto de escuelas de fútbol en Vigo… y eso acabó siendo determinante para que entrara en la escuela del RC Celta.

Siguió su formación en el equipo celeste, destacando en todas las categorías hasta que en 2009 fichó el Real Madrid. Vistiendo la elástica del conjunto vigués vivió momentos inolvidables, como la temporada 2008.09, donde alcanzaron la final de la Copa de Campeones, que perdieron 0-2 en Almuñécar ante el FC Barcelona en el que jugaba Martín Montoya. En Copa cayeron frente al Athletic Club. Solo perdieron esos dos partidos en toda la temporada. De aquel Celta que tanto brilló, en la plantilla actual sigue Hugo Mallo, capitán del conjunto celeste.

Pasó la primera oportunidad para Rodrigo de ser valencianista, pero el destino le iba a reservar una segunda opción que ya no dejó escapar, después de recalar en el Benfica tras una cesión a Inglaterra, donde jugó con el Bolton Wanderers. El 23 de julio de 2014 fichó por el Valencia CF, donde poco a poco ha ido creciendo hasta alcanzar ahora la selección absoluta. Cada vez que se enfrenta al RC Celta, a Rodrigo le vienen muchos recuerdos a la cabeza de su infancia, tardes de mucho frío en las que él nunca perdía su sonrisa, pero ahí ya tenía un gran olfato goleador y un manejo de su pierna izquierda que despertaba mucha admiración. Rodrigo se ha hecho mayor, pero sobre el césped sigue siendo vertical, rápido y creando espacios a sus compañeros con un único objetivo: el gol.

PARTNERS