Actualidad del Valencia C.F.
12 Junio de 2018

Los hombres que nos llevaron a la Champions… Carlos Soler

El premio final a su gran temporada llegó con la convocatoria para entrenar con la “Roja” en los días previos al Mundial

Dicen que lo difícil no es llegar si no mantenerse, y que el segundo año en la élite es mucho más complicado. No ha sido así para Carlos Soler que en esta temporada se ha consolidado como pieza destacada en el once titular del Valencia CF de Marcelino.

Tras la eclosión en la recta final de la temporada pasada, Soler ha sabido gestionar las expectativas, la presión externa, y también ha sabido reinventarse para adaptar su fútbol a las exigencias de la nueva posición en banda derecha. “Jugando en banda he aprendido cosas diferentes. Nunca he sido un jugador driblador ni vertical. Ahora me noto muy rápido en carrera, noto mi zancada cuando voy al espacio. Me he ido acoplando”, reconoce el centrocampista.

En esa posición ha disputado la mayoría de los 33 partidos de LaLiga en los que ha participado, aprovechando, eso sí, las oportunidades que se le han presentado para desempeñarse en la posición de mediocentro y adelantar con cuentagotas el futuro que se le adivina.

En esta temporada Carlos ha vivido también su primera lesión -casi mes y medio fuera de los terrenos de juego- que le ha servido para curtirse. Ha sido el punto más amargo, quizás, de un año futbolístico en el que el premio final ha sido mayúsculo con la convocatoria para participar en los entrenamientos pre Mundial con la selección absoluta.

El próximo año le espera otro premio, también mayúsculo: escuchar el himno de la Champions en Mestalla. “Me hace mucha ilusión porque de pequeño siempre la había visto en Mestalla o por televisión. Poder participar, que suene el himno, va a ser algo muy bonito”, afirma ilusionado.

PARTNERS